Como decorar un arbol de navidad

Cómo decorar un árbol de navidad

La gente desea saber cómo decorar un árbol de navidad al acercarse el mes de diciembre. Se trata de una costumbre muy arraigada y que además suele hacerse compartiendo siempre en familia. Por ello, en este post hablamos de este tema. Abordamos la historia del árbol navideño y la pregunta sobre cómo decorar un árbol de navidad.

La costumbre del árbol de navidad tiene ya bastante tiempo. Cuando los primeros cristianos arriban al norte de Europa, descubren algo singular. Los habitantes de esta zona celebran el nacimiento de Frey, quien encarna al dios del sol y la fertilidad. Para hacerlo, se decora un árbol con gran cantidad de ornamentos. De ese modo, copian la idea y la usan con motivos propios.

De esta manera, se aprecia que la idea del árbol de navidad es en realidad en resultado de un sincretismo. Es decir, que es una mezcla entre un culto considerado pagano y la religión cristiana. En nuestros días, es algo muy popular y divertido. La gente hace esto con mucha alegría. Lo disfrutan los niños, los jóvenes y los adultos. Es una imagen clara y típica de la navidad.

 

Las creencias nórdicas sobre decorar árboles con fines religiosos

Como ya indicamos antes, este ritual se inicia en el norte de Europa. Por ello, la representación típica del árbol de navidad es una conífera, organismo vegetal típico de esa región. En la religión de estos pueblos ya existe la idea de un “árbol de la vida” plasmada en su mitología. Se trata de analogía bastante peculiar y llamativa, misma que vale la pena rememorar para conocerla.

La religión nórdica insiste en que el universo se llama Yggdrasil y tiene la forma literal de un árbol. La copa del mismo se llama Asgard y es la morada de todos los dioses. En esta se encuentra el Valhalla, que es el palacio de Odín, su deidad principal. En las raíces de este árbol se ubica el Helheim, que es el reino de los muertos. ¡El cosmos religioso sintetizado en una imagen vegetal!

Cuando el cristianismo llega al norte europeo, se toma la idea de usar un árbol decorado para celebrar el nacimiento de cristo. No obstante, le cambian totalmente el significado. Es así como surge la idea actual del árbol de navidad. Se trata de un ritual que ha llegado a comercializarse, pues mucha gente usa árboles de plástico para colocarlos dentro de sus hogares techados.

Algunas respuestas a la pregunta sobre cómo decorar un árbol de navidad

En nuestros días la gente tiene varias maneras de decorar un árbol navideño. Sin duda, muchos saben que hay varias formas de hacerlo. No obstante, en este post vamos a dar algunos tips interesantes al respecto:

●Un buen árbol de navidad debe ser 100% personalizado y acorde a las características de cada hogar en particular. Por ello, lo mejor es pensar en su propio arbolito, con adornos particulares y con detalles únicos, que lo tornen una opción única y totalmente creativa.

●Un primer paso es elegir el árbol de navidad adecuado. Como primer rasgo hay que tener en cuenta el tamaño y luego la forma. Todo esto teniendo en cuenta el presupuesto. Hay árboles de colores verdes y otros blancos, simulando un entorno de invierno y nieve.

●Hay que colocar el árbol navideño en un sitio cercano a una toma de luz. Además, lo primero que se debe hacer es colocarle las luces. Las mismas se ubican en derredor a las ramas y se dispone de abajo hacia arriba, cuidando que el árbol siempre quede correctamente iluminado.

● ¡Llega el instante de colocar la decoración! Es importante separar los adornos por colores.

●Un dato importante es que como mucho uses solo tres colores en tus adornos, pues de lo contrario el árbol queda demasiado recargado, barroco y con aspecto carnavalesco.

●Si el árbol es pequeño, los adornos debe ser pequeños también. Debe haber una correcta proporción entre los ornamentos y el árbol. No hay nada más desagradable que un árbol pequeño con grandes esferas colgando de sus ramas, mismas que lo deforman.

●El árbol siempre se debe decorar de arriba hacia abajo. Hay que distribuir los adornos de acuerdo a su color, siempre considerando que cada espacio del arbolo luzca hermoso y con la debida presencia de ornamentación. No hay que dejar ramas o espacios vacíos.

●Hay que encontrar un adecuado balance de colores. Nunca dejar todos los adornos de un solo color de un solo lado. Tampoco, colocar los ornamentos al azar. Todo debe quedar correctamente distribuido y de manera estética.

● Un último paso es el remante: la punta del árbol. En este caso, lo más recurrente es colocar una estrella grande. No obstante, también se suele optar por la figura de un ángel. Lo importante es que tenga el tamaño y peso adecuado. Hay árboles que lucen muy mal porque les ponen un adorno en la punta que los dobla. ¡Cuidado con eso!

Con los tips anteriores ya se saben algunos pasos para decorar un arbolito de navidad. Si se siguen al pie de la letra, se tiene éxito en esta empresa.

Algunas consideraciones finales sobre este tema

Finalmente, queremos dar un consejo de seguridad. Hay que evitar que las luces del árbol se recalienten y que eso traiga consecuencias. A la gente le encanta ver su árbol radiante y luminoso, pero hay que evitar que una chispa o exceso de calor genere algún accidente.

Igualmente, los adornos puntiagudos deben estar en la zona alta, para que los niños pequeños no los alcancen. Igualmente, en la base del árbol hay que colocar adornos y cajas de regalo que le den estabilidad y eviten que se caiga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *